Buscar

WiFi: 802.11 b/g/n/ac - Buenas prácticas - Capítulo 1

El autor de este post es Pol Padrisa (@polpadrisa)

A lo largo de una serie de posts vamos a plantear algunas preguntas que deberías hacerte para averiguar si estás sacando todo el partido a tu red de Wi-fi corporativa.
 
¿Estoy utilizando el estándar de WiFi 802.11 adecuado para mis necesidades?

Wi-fi: Buenas prácticas - Capítulo 1: LOGO

Muchas veces hemos oído hablar de WiFi 802.11 a/b/g/n/ac … qué significan y cuándo deberíamos utilizar cada uno de ellos.

Wi-fi: Buenas prácticas - Capítulo 1: TABLA

Con echar un vistazo a la tabla nos damos cuenta de que hay ciertos estándares que son mejores que otros, queda muy evidente que 802.11n es mucho mejor que 802.11b así pues debemos adquirir aquellos puntos de acceso (AP) que admitan 802.11n o 802.11ac y retirar los antiguos a,b,g de nuestra red.

Pero ojo, 802.11ac no es mejor respecto a 802.11n en todas las situaciones.

 
La banda 2.4Ghz transmite mucho mejor a través de obstáculos mientras que la banda 5Ghz se atenúa con mucha facilidad. 

Este dato es de suma importancia ya que en algunos casos esta atenuación de 5Ghz puede ser una ventaja o la capacidad de transmitir entre obstáculos de 2.4 Ghz puede ser una desventaja. En definitiva, debemos estudiar muy bien en cada caso qué nos interesa más. 

Ventajas de 2.4Ghz:

- Retroportabilidad: La mayoría de dispositivos WiFi son a 2.4Ghz, eso significa que casi todo el mundo que tenga la etiqueta WiFi en su dispositivo podrá conectar a nuestra red.

- Mejor conductividad contra obstáculos y mejor cobertura.

Desventajas de 2.4Ghz:

-
Retroportabilidad: La mayoría de dispositivos WiFi son a 2.4Ghz, eso significa que casi todo el mundo que tenga la etiqueta WiFi en su dispositivo podrá conectar a nuestra red -> ralentizaran a toda la red (se explicará en el siguiente artículo por qué).

- Mejor conductividad contra obstáculos y mejor cobertura -> Recibiremos muchas más interferencias ya que no podremos aislarnos con facilidad.

- Cantidad de dispositivos utilizan la banda 2.4Ghz, microondas, teléfonos inalámbricos, auriculares, vigilabebés, aeromodelismo y radiocontrol, bluetooth… Lo cual genera interferencias.

- Anchos de banda físicos teóricamente inferiores.

Ventajas de 5Ghz:

- Pocos dispositivos (de momento) lo utilizan.

- Peor conductividad contra obstáculos que nos permite aislarnos de interferencias en entornos cerrados.

- Anchos de banda físicos teóricamente superiores.

Desventajas de 5Ghz:

- Pocos dispositivos (de momento) lo utilizan. -> No cualquier dispositivo WiFi actual podrá conectarse a nuestra red.

- Peor conductividad contra obstáculos -> Necesitaremos más AP para dar cobertura que en 2.4Ghz.

Si os fijáis hay muchos elementos que se encuentran en los apartados de "ventajas y desventajas" a la vez ya que dependiendo del entorno, podría ser una ventaja o una desventaja.

La conclusión sería que debemos investigar bien qué queremos hacer con nuestra WiFi y según las necesidades decidirnos por una u otra banda.

Veamos algunos ejemplos:


Ejemplo 1: Queremos cubrir grandes distancias interiores -> 802.11n (a 2.4Ghz)

Imaginemos que queremos cubrir un espacio muy amplio con un solo punto de acceso (AP) en este caso 802.11n (2,4Ghz) -sin tener en cuenta muchos otros parámetros- debería ser a priori una mejor opción  que 802.11ac (5Ghz) ya que se propaga muy bien entre obstáculos y largas distancias. 

El precio de esa propagación es que no conseguiremos ni en el mejor de los casos 300Mbps. Además de que habrá muchas más colisiones ya que otras redes 2,4Ghz interferirán en nuestra red.

Así pues con 802.11n (2,4Ghz) conseguiremos dar cobertura a mucho espacio físico pero esta será de poca calidad debido a las limitaciones del estándar y las interferencias que recibiremos.
 
Ejemplo 2: Queremos proveer de una sala interior con mucho rendimiento -> 802.11ac (5Ghz)
 
Imaginemos que queremos habilitar una sala con mucho throughput (https://es.wikipedia.org/wiki/Throughput), es decir, una red de alto rendimiento. 

Si ponemos un AP dentro de la sala no habrá obstáculos físicos entre los usuarios y la cobertura entre los clientes y el AP debería ser optima.

Si además tenemos en cuenta que la banda de 5Ghz es más sensible a los obstáculos, en ese caso sería una ventaja ya que las paredes de la sala aislarían a este grupo de trabajo como si fuera una jaula de faraday (https://es.wikipedia.org/wiki/Jaula_de_Faraday). De esta forma habrá menos colisiones o interferencias con lo que obtendremos una importante mejora en el rendimiento.
 
Conclusión: Con 802.11ac a 5Ghz podemos ganar mucho rendimiento en un espacio físico muy delimitado y con 802.11n a 2.4Ghz podemos dar más cobertura pero de menor calidad.

Capítulos de la serie: "WiFi: Buenas prácticas":

WiFi: 802.11 b/g/n/ac - Buenas prácticas - Capítulo 1 (SYSADMIT.com)

WiFi: Elegir canal - Buenas prácticas - Capítulo 2 (SYSADMIT.com)

WiFi: WifiAnalyzer - Buenas prácticas - Capítulo 3 (SYSADMIT.com)

WiFi: Potencia y ubicación - Buenas prácticas - Capítulo 4 (SYSADMIT.com)

WiFi: Tipos de antena - Buenas prácticas - Capítulo 5 (SYSADMIT.com)

3 comentarios: